aaEl Sistema Solar es el conjunto formado por 8 planetas, decenas de satélites naturales, miles de asteroides, meteoros, meteoritos y cometas que giran alrededor del Sol.

Origen del Sistema Solar

origen de los planetas

Algunas hipótesis tratan de explicar el origen del Sistema Solar. Una de ellas es la teoría nebular.

Según ella, las estrellas habrían sido en el inicio nebulosas, grandes nubes de polvo y gas que se compactaban girando cada vez más rápido debido a su fuerza gravitacional.

Su porción central habría formado una estrella, y la materia exterior se habría contraído, dando origen a los planetas. El Sol y todo el Sistema Solar forma parte de una galaxia llamada Vía Láctea.

Planetas del Sistema Solar

planetas del sistema solar

Los planetas son astros sin luz ni calor propios. En nuestro Sistema Solar se conocen ocho planetas que de acuerdo con la proximidad del Sol son:

– Mercurio
– Venus
– Tierra
– Marte
– Júpiter
– Saturno
– Urano
– Neptuno

Los Planetas Enanos

Plutón, cuya identidad venía siendo cuestionada desde hace años por los científicos, conocido como el más frío y distante del Sol, recibió, en 2006, una nueva clasificación de “Planeta Enano”.

De acuerdo con las nuevas reglas, para ser planeta se deben cumplir tres criterios: debe orbitar el Sol, debe ser lo suficientemente grande como para que la gravedad moldearlo en la forma de una esfera y su órbita debe estar libre de otros objetos.

Eris es el nuevo cuerpo celeste, descubierto en 2003 por un equipo de investigadores de Estados Unidos, bajo la dirección de Mike Brown, anteriormente denominado por el registro astronómico 2003 UB313, lo que sería el “décimo planeta”, se encuentra a 14 mil millones de kilómetros de la Tierra.

En 2006 fue definitivamente clasificado como Planeta Enano. El nombre de Eris hace referencia a la diosa griega de la discordia.

Componentes del Sistema Solar

Es importante tener en claro que los astros están separados por gigantescas distancias. Para medir estas distancias, en el espacio astronómico se emplea el año-luz como unidad de medida.

El año-luz hace referencia a la distancia que recorre la luz en el vacío durante un año. Se sabe que la velocidad de la luz es de 300.000 kilómetros por segundo (Km/s).

En un año, la luz recorre la distancia de 9.460.800.000.000 kilómetros (nueve billones cuatrocientos sesenta mil ochocientos millones de kilómetros).

Satélites

Los satélites orbitan alrededor de los planetas. De acuerdo con la cosmología, la Luna, el satélite natural de la Tierra, debe haberse formado al mismo tiempo que la Tierra y los demás astros del Sistema Solar.

La principal hipótesis es que la Luna tenga su origen en una colisión entre la Tierra y otro astro del Sistema Solar. Los fragmentos resultantes formaron la Luna, que fue atraída por la gravedad de la Tierra y gira alrededor.

La Luna es el astro más cercano a la Tierra. La distancia exacta entre los dos astros se calcula en kilómetros y no en año-luz.

Asteroides

Alrededor del Sol o los planetas giran también varios asteroides, que son bloques rocosos o metálicos. Muchos asteroides están en la órbita de Marte y de Júpiter, en una región llamada “Cinturón de asteroides”.

Meteoros y Meteoritos

En algunas noches, podemos ver luces rasguñando el cielo. Tenemos la impresión de que son estrellas que caen.

En realidad, son los meteoros, popularmente llamados “estrellas fugaces” que se caracterizan por pequeños granos de polvo que se traman con la atmósfera de la Tierra, se incendian y se desintegran.

Los fragmentos más grandes, los meteoroides, son cuerpos sólidos que se desplazan en el espacio interplanetario y cuando llegan a la atmósfera de la Tierra o a la superficie de la Tierra, son conocidos como “meteoritos”.

Cometas

Otros astros que se acercan a la Tierra son los cometas, cuerpos temporales que describen órbitas alargadas, compuestos de materia volátil (se evapora fácilmente, como líquidos y gases) en forma de hielo, granos de roca y metal.

Estos cuerpos sólidos se evaporan cuando se acercan al Sol, liberando vapor, gas y polvo. Su núcleo sólido es envuelto por una “cola”, que brilla al reflejar la luz del Sol.

Cada vez que el cometa pasa cerca del Sol, pierde parte de su materia o terminan chocando con él o con planetas grandes. El más conocido es el Cometa Halley.