Es el planeta más cercano al sol y el más diminuto de nuestro sistema planetario. Con una superficie de 74.800.000 Km2. Mercurio se distancia a sólo 57.910.000 km de la estrella central de nuestro sistema solar. Este planeta se ubica dentro de los llamados planetas terrestres o interiores.

Actualmente una sonda llamada Mariner 10, ha logrado hacer observaciones radares sobre su superficie.

imagenes del planeta mercurio

La gravedad de Mercurio es de 3.7 m/s2, casi 3 veces inferior a la de La Tierra; es uno de los pocos planetas que carece de satélite natural. Es considerado uno de los 4 planetas sólidos, formado por un 70% de metales y el otro 30% restante de silicatos. Su período orbital es de 88 días, tiempo en el que da una vuelta completa al Sol.

Con un diámetro de 4879 Km en su ecuador, posee la segunda mayor densidad de todo el sistema planetario, la cual se ubica detrás de la terrestre con un valor de 5430 kg/m3. Su enorme densidad, se debe a un gran núcleo interno, (el cual ocupa más de un 40% de la superficie del planeta), y está compuesto principalmente por hierro, lo que genera un enorme campo magnético.

Geología y superficie de Mercurio

Al igual que la superficie lunar, la superficie de Mercurio presenta innumerables impactos causados por meteoritos. Sus enormes cráteres toman la forma de picos centrales, los cuales han erosionado increíblemente con el paso de los años, debido a sus enormes variaciones en su temperatura, las cuales oscilan entre los 350º durante el día hasta los -170º en la noche (623K-103K).

composición planeta mercurio

Su carencia de atmósfera impide la detención o desintegración de meteoritos que anualmente azotan su superficie, generando enormes cráteres y creando enormes sectores de lava, incluyendo volcanes y lagos.

Otra característica de su geología, son los pliegues que presenta en la superficie de sus mesetas y llanuras. La Cuenca de Caloris, es un enorme cráter provocado por un meteorito, el cual abarca 1550 Km, uno de los más grandes del sistema solar, posee además una desconocida formación que contiene miles de grietas, y la cual es conocida como La Araña, albergando un cráter en el centro.

En el sector opuesto al cráter se ubica una enorme formación de cordilleras y colinas llamadas Terreno Raro o Extraño.

Similar al aspecto lunar, en cuanto a su superficie, Mercurio, ha sufrido enormes procesos de erosión y desgaste espacial. Los enormes impactos de micro meteoritos, sumado al viento solar, han ocasionado que la superficie del planeta se oscurezca y mute, en torno a sus propiedades reflectantes.

A pesar de sus increíbles y elevadas temperaturas, observaciones captadas por el Mariner 10, han comprobado la presencia de hielo en su superficie, observado en lo profundo de algunos cráteres, en donde la luz solar no llega a derretirlos.

Científicos han especulado, gracias a las radiaciones emitidas por el Mariner, que estos hielos poseen solo unos pocos metros de profundidad, y aunque no se conoce exactamente el origen de estas masas heladas, la hipótesis arroja que este material pudo haber venido en los cometas o meteoritos que impactaron contra la superficie del planeta.

Poco se conoce aún de este planeta, el cual, hasta el día de hoy, solo conoce de especulaciones y muy pocos son los datos que han logrado arrojar las expediciones por sondas lanzadas con el fin de recolectar la mayor información posible.